Blanquito es un Mimo, pariente del tradicional Pierrot, que representa al hombre de la Nueva Era. Reconstruye eclécticamente las viejas formas de los Lazzi (termino genérico empleado por la comedia dell´Arte en el siglo XVII) para reanimar el juego escénico. El uso de una máscara de color blanco hace que se revaloricen sus movimientos, y provoquen en el espectador, como objeto inanimado, cierta inquietud, al mismo tiempo que inspira el humor, la ternura y la confianza.                                

Destaca el virtuosismo con el que recrea situaciones, objetos y espacios imaginarios. Caminar montar en bicicleta, tirar de una cuerda, simular un cristal, son ejercicios cuya corta duración permite ser insertados en cualquier espectáculo de variedades.

Lo que hace actual a Blanquito no es que sea un Mimo con una técnica refinada y muy depurada, que es la que tiene, sino haber sabido conjugar, a partir de un planteamiento Minimalista, toda la tradición del Manierismo pos-renacentista de la Comedia del Arte en un sólo personaje. Empleando como elemento de indefinición el uso de una máscara neutra, situándolo así en el no personaje, en la no sicología, en el no sexo, en la no raza, en el no espacio tiempo. Careciendo, por tanto, de edad; siendo masculino o femenino, niño o adulto, inspirando miedo o confianza, según la situación o el momento que se trate. Esto coloca al personaje del lado de lo nuevo. de lo Moderno. Blanquito es un personaje actual y Moderno, capaz de actuar en cualquier espacio, lugar o parte del mundo.

Siguiente...Inicio...